30 Nov

Atrevámonos. Llegó la hora.

Español No Response

Hoy, todo el mundo lo sabe, la escuela ya no llena las expectativas de la sociedad, de los alumnos o de los padres. La escuela no está bien.

Si bien es claro que estamos atravesando una crisis de identidad, y que la mayor parte de los jóvenes se siente agobiada en la escuela e incómoda en su piel, no encontramos los medios, de ningún tipo, para restablecer la confianza en sus capacidades. Y sin embargo, nuestros adolescentes son los ciudadanos de mañana: si no están bien, la sociedad no estará bien. Deben ser conscientes de lo que valen: ¡valen la pena!

Durante mucho tiempo, como directora de escuelas, he estado buscando un camino que me ayude a encontrar una solución para que “mis” jóvenes se sientan suficientemente bien consigo mismos, para que encuentren SU lugar en SU sociedad. Después de participar en conferencias, debates y discusiones, salía equipada con varios instrumentos precisos, con consejos y trucos pero nunca con una solución que pudiera realmente ayudarme a ayudar los profesores. Nuestra escuela debe imperativamente y urgentemente cambiar su punto de vista de la enseñanza, cambiar su postura. Es difícil. Sola o con un equipo de dirección, es imposible, parece irremediable…

Luego descubrí el ECEC, por casualidad durante otra mesa redonda. Rino Levesque y Sarah Heymans nos mantuvieron a todos en vilo. Después de un año de información complementaria, preguntas, Skype con su fundador y un viaje a Canadá para “ver de verdad”, decidí poner en marcha el ECEC en mi escuela. Firmé.

¿Por qué me quedé conectada con esa formula? ¿Por qué estoy segura, después de 10 años de búsqueda, de que encontré lo que me permitirá de hacer mover una escuela entera?

La FraternitéPrimero, lo que me conquistó es que el ECEC trabaja a partir de lo que existe en la escuela La Fraternité. No es una pedagogía adicional que actúa de manera aislada, sino un sistema-escuela que, iniciándose de un núcleo de voluntarios, se extiende dentro de una escuela cansada de estar en discordancia con la realidad. No aplicamos una capa más a las recetas de ayudas puntuales, cambiamos la escuela y su visión del alumno progresivamente, desde el interior, CON lo que la compone hoy.

El otro elemento innovador y verdaderamente reconfortante es que el ECEC y sus formadores nos apoyan paso a paso. Estamos juntos, somos un equipo; cada pregunta recibe la respuesta apropiada a nuestra realidad. Y tomamos nuestro tiempo. Hasta ahora, los pocos que estábamos convencidos, nos sentíamos solos ante la magnitud de la labor. Hoy ya no estamos solos, estamos CON nuestros formadores. ¡La carga es mucho más ligera!

Y trabajamos para mejorar la imagen de nuestros estudiantes, para que puedan estar orgullosos de lo que sus complejos puedan ser, orgullosos de sus orígenes, de sus familias, de sus comunidades, sus ciudades. La comunidad contigua entra a la escuela, la escuela se abre a los demás, los alrededores se convierten en socios. Adiós a la necrosis nacida del miedo a lo que nos rodea, abrimos de par en par nuestras puertas e involucramos a la comunidad donde la vida de nuestros adolescentes se desarrolla. ¿No es allí el principio de un nuevo y real conocimiento de si mismo y sus capacidades?

Hoy, iniciado hace poco el proceso ECEC en el sitio St-Vincent del colegio la Fraternité, ya sentimos cuánto el equipo que se atrevió a comprometerse con esta nueva visión de la escuela, va progresando y creciendo. Los cambios llegan rápido, ¡es increíble!

Como la primera escuela de Bélgica en comprometerse con este nuevo camino al cambio, estoy dispuesta a compartir nuestra experiencia con otros a fin de que todos unidos, directores o equipos educativos, podamos contribuir activamente a que nuestros jóvenes se empoderen, se conozcan y se escojan. Para que no implementemos más los decretos por pura necesidad, sino por un profundo compromiso con su filosofía. 

Para que mañana, nuestra educación pueda de nuevo cumplir con su responsabilidad.

Atrevámonos. Nuestros estudiantes lo merecen.

Rose Romain

Rose Romain, directora – Collège La Fraternité

Portavoz de un equipo educativo lúcido, consciente y emprendedor del cual estoy orgullosa.


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Resaltar la experiencia present… 20 febrero 2015 Descubra una orientación pedag… 7 diciembre 2015