20 Feb

CONCIENCIA DE UN RETO, DE UNA NECESIDAD… ¡Y DIBUJAR UNA ESPERANZA!

Español No Response

En este momento, en este domingo en Francia, en la televisión, estamos viendo dirigentes y representantes de los Estados y también una gran multitud de personas reunidas para una marcha en defensa de la libertad de expresión que es, para cada uno de ellos, el fundamento de la democracia y de los valores universales. La libertad y los valores que son asociados son fundamentales; no puede haber dudas. Lo que observamos es un tipo de recogimiento en solidaridad hacia Francia, pero también de cada uno para cada uno, como si todos y todas se sintieran de repente amenazados. ¿Es esto una concienciación temporal? ¿Es esto una oportunidad política para algunos? ¿O es esto más bien el principio de una agudización de una conciencia colectiva que tiene como objetivo un mundo mejor?

Estoy leyendo las denunciaciones de violencia, reflexiones marcadas con humanidad, aquí y allá, llamados a una reconciliación entre las naciones, a una nueva visión del mundo y a veces, algunas personas evocan un nuevo papel para los colegios – y también sus limitaciones – tanto en Francia como en el extranjero. Philippe Meirieu lo mencionó https://www.youtube.com/watch?v=OcYVG3ZsPjw&app=desktop y Serge Bouchard también http://ici.radio-canada.ca/emissions/c_est_pas_trop_tot/2014-2015/chronique.asp?idChronique=359390.

2014-04-14_105056

Una de las ideas que vale la pena considerar podría ser un compromiso para una escuela educativa inclusiva que sea sensible a las diferencias y que lucha verdaderamente para satisfacer mejor las necesidad de todos los jóvenes? Todo eso para evitar que nazcan en los corazones sentimientos de injusticia profunda y de exclusión que podrían llevar a la ira, el odio y la voluntad de actuar de manera descontralada y deshumanizante.

RELEVANCIA DE UNA ESCUELA RENOVADA

Se dice en todos los foros: la escuela tiene que modernizarse. Tiene que pasar de la defensa de los intereses industriales y sus viejos estereotipos a la promoción de valores humanos fundamentales y a la educación de ciudadanos autónomos con un espíritu critico bien aguzado. Pero las cosas están moviéndose muy lentamente, muchas promoviendo el inmovilismo. Cuando damos un paso atrás, los eventos recientes sufridos en Paris alientan el establecimiento de una escuela renovada que debe contribuir a cambiar las cosas, un joven a la vez, una clase a la vez, una comunidad a la vez. Una escuela que acoge la diversidad con entusiasmo, porque es su riqueza más grande. Una escuela que permitiría a cada niño, cualquiera que sea su origen, cualquiera que sea su situación personal, cualesquiera que sean sus dificultades, de desarrollar todo su potencial para poder participar positivamente en y contribuir al equilibrio de su comunidad, su país y su mundo.

¿COMO ES POSIBLE DE IDENTIFICAR aún MEJOR LAS NECESIDADES DE CADA JOVEN EN LA ESCUELA?

Es muy importante que cada educador tenga la mejora voluntad y compromiso para percibir cada una de las dificultades y sufrimientos de cada alumno en una aula de clase. Lograr responder a dichas dificultades de manera competente y con generosidad es encomiable. Sin embargo, hacerlo implica un riesgo muy elevado de agotamiento profesional. Y de todos modos, tales retos hoy se han convertidos irrealistas para un educador que se encuentra solo. En el pasado, no era realista tampoco para la escuela de desempeñar sola el papel de educador adivino e involucrado, a pesar e que los retos parecían menos complejos antes. La creación de nuevos vínculos, organizados y estructurantes, entre la escuela y su entorno es absolutamente necesaria. Las contribuciones de socios situados alrededor de la escuela y la manera de unir las fuerzas para educar mejor son el origen de una solución coherente que realmente puede, yo pienso, conducir al éxito de cambios imperiosos (educativos, sociales, etc.) dentro de las comunidades escolares y de las naciones. Estas son las claves de una esperanza nueva.

UNA SINERGIA ENTRE LA ESCUELA Y SU COMUNIDAD ADYACENTE (vecindario de vida)

Una arquitectura aliando la “escuela” y la “comunidad” (el vecindario) resulta ser de gran pertinencia. Sin demasiadas palabras, yo simplemente invito cada uno a desarrollar una perspectiva, a lanzar una mirada y a iniciar una reflexión para que emerja la estructura de un sistema “escuela-comunidad”. En pocas palabras,, colectivamente ponerse manos a la obra para concebir, crear y revelar una comunidad educativa para cada escuela; y para que se establezca un “vivir juntos” harmonioso y que crecen, en la mente de las personas, desde la edad más temprana, sentimientos de auto-orgullo, de alegría de vivir, de seguridad y de paz interior. Se necesitaba, se necesita y se necesitará (siempre) “todo un pueblo para educar a un niño”.

La escuela tiene el deber de ser portador de una educación global, cuestionemos esta obsesión loca que la limitó únicamente a producir resultados académicos “gloriosos”. De otra manera, estamos poniendo en peligro miles de jóvenes y nuestras sociedades. Solos, el educador y la escuela no pueden lograrlo. Una alianza nueva entre la escuela y su comunidad tiene que ser construida. El Estado debe apoyar este proceso. Para que cada escuela sea un lugar de encuentro y de desarrollo de la diversidad, donde el dialogo abolirá las barreras de nuestras diferencias para sustituirlas con puentes de conciencias que forjan comprensión y respeto. ¡Me parece que eso es urgente!

Todos y todas demostrando solidaridad por la equidad, la inclusión, la justicia… y la libertad de expresarse y de crear a fin de desarrollarse. Un futuro mejor para todos dependen de eso.

Rino Lévesque


0 Comment

Would you like to join the discussion? Feel free to contribute!

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Empoderarse, emprender e innova… 30 enero 2015 Resaltar la experiencia present… 20 febrero 2015